Esquizofrenia – Confusión y marginación


¿Qué significa la esquizofrenia? Significa cansancio y confusión, significa la conciencia permanente de estar continuamente observados y perseguidos, que nunca se puede vivir una vida normal porque todo el mundo está contra ti, y porque sabes que tu destrucción final no está demasiado lejos. En dos palabras: otra realidad.

Algunos sentimientos y experiencias encontradas en los esquizofrénicos también son familiares para nosotros: la dificultad de pensar bien, el sentimiento de que necesitas ayuda para tus propias acciones, la incertidumbre respecto a la forma en que deben interpretarse los acontecimientos que tienen lugar. Pero cuando todos estos problemas se agravan y se convierten en un obstáculo en la vida diaria, puede ser diagnosticado como un trastorno. Las personas que tienen esquizofrenia tienen una dificultad grave para separar los hechos reales de los irreales, dificultad para seguir el curso de sus pensamientos y de reaccionar adecuadamente ante los acontecimientos diarios.

La esquizofrenia se manifiesta en cada tipo de cultura, incluso en los que están situados lejos del estrés de las civilizaciones industrializadas, la esquizofrenia es una plaga de la humanidad desde hace más de doscientos años.

marginacion-esquizofreniaEl trastorno afecta aproximadamente al 1% de la población, en la misma proporción de hombres y mujeres. Esta enfermedad implica un alto coste para los individuos que precisan cuidados y también para sus familias y la comunidad, debido a que los esquizofrénicos necesitan atención médica regular y cuidados psiquiátricos. Los costes médicos se elevan hasta más de 20 billones de dólares, y esto tan sólo en los Estados Unidos. Esta enfermedad comienza a aparecer al final del período de la adolescencia y al comienzo de la edad adulta, en el momento en que una persona comienza su carrera profesional y trata de hacer una familia.

Por desgracia, es uno de los trastornos más estigmatizados, por lo que las personas que sufren de ella y también sus familias, a menudo tienen que soportar una gran vergüenza y la marginación. Además, tiene ciertas características que se desarrollan gradualmente y que llevan al aislamiento y al comportamiento inadecuado. Estas características se pueden encontrar en los siguientes tipos de trastorno.
En primer lugar, hay trastornos cognitivos y de atención.

El proceso de pensar y también el contenido de los pensamientos pueden verse muy afectados. Las palabras y las frases pueden tener sentido por sí mismas, pero puede que se mezclen y que se pongan en un contexto que no tiene sentido lógico. Este fenómeno es descrito por el concepto de “ensalada de palabras” y refleja una relajación de las asociaciones en las que las ideas fluyen de un tema a otro de una manera que parece que no tienen ninguna conexión lógica. Este confuso proceso de pensamiento puede ser el resultado de la dificultad general de concentrar la atención en los estímulos pertinentes y hacer caso omiso de los que no tienen importancia. Los esquizofrénicos están sometidos también a sufrir ilusiones. Estas se definen como creencias falsas que la gran mayoría de la gente percibe como errores de interpretación de la realidad. Las ilusiones más frecuentes son las fuerzas externas que tratan de controlar sus pensamientos y acciones. Estas cosas les llevan a la idea de que están siendo perseguidos por grupos amenazantes que conspiran en su contra. Este tipo se llama esquizofrenia paranoide.
En segundo lugar, hay trastornos de la percepción.

Las personas que sufren de esquizofrenia declaran que el mundo parece diferente porque los sonidos son más altos, los colores son más intensos y su propio cuerpo parece ser diferente: sus manos parecen demasiado largas o demasiado cortas, sus ojos se descolocan en sus caras e incluso no pueden reconocerse ante el espejo. Los trastornos de la percepción más dramáticos son las alucinaciones, refiriéndose a las experiencias sensoriales en ausencia de una estimulación externa y relevante. Estas alucinaciones suelen ser muy aterradoras y terribles.

Además, los esquizofrénicos tienen dificultades para expresar sus emociones. No son capaces de mostrar reacciones emocionales normales. Por ejemplo, cuando un hombre que sufre de esquizofrenia se entera de que su hija tiene cáncer no expresa tristeza, se queda quieto y no dice nada. Otra descripción de esta incapacidad muestra que a veces reaccionan en contraste con las circunstancias. Por ejemplo, pueden sonreír cuando los acontecimientos que se le presentan son trágicos. Esto puede derivar del hecho de que sus pensamientos rápidamente fluyen de una idea a otra, de modo que no tienen tiempo para procesar la información determinada y reaccionar adecuadamente.
En conclusión, la esquizofrenia es un trastorno estigmatizado porque implica poca o ninguna capacidad de reacción y adaptación a la vida cotidiana. Debido a su condición severa, los esquizofrénicos pueden llegar a ser muy agresivos y por eso es necesaria atención y vigilancia permanente, así como supervisión médica y psiquiátrica. Esta situación los conduce lejos de sus familias y amigos y la gente que los rodea, incluso dentro de un hospital psiquiátrico se niegan a conectar con ellos a causa del mundo interior en el que viven. Este mundo interior se ha convertido en su visión de la realidad, la última realidad.